Según ha publicado el analista del Instituto de Investigación de Política Exterior Rensselaer Lee. en The Washington Times, EEUU debe optar por un acercamiento con Rusia para evitar el fortalecimiento de la influencia de China en la región de Asia y el Pacífico.

breu 3 b

El autor del artículo recuerda que la tensión con Occidente y las sanciones antirrusas llevaron a Moscú a una colaboración más estrecha con China, que en gran medida ayudó al Kremlin a suavizar las dificultades económicas del país.

A su vez, el fortalecimiento de esta asociación también benefició a Pekín, que se siente ahora más seguro en el panorama geopolítico y muestra cada vez más sus ambiciones en el mar de la China Meridional, destaca el experto.

Por lo tanto, prosigue, la normalización de la relación entre Rusia y Occidente «podría ser la base para una estrategia de seguridad más imaginativa de EE.UU. en Asia».

57619d42c361889a738b45ac

Aunque esto no convertirá a Moscú en un aliado de Washington ni tampoco «borrará sus nuevos lazos con China», ayudará a que la relación entre Rusia y China, por un lado, y entre Rusia y EE.UU., por otro, sea «más equidistante», lo que a su vez, dará a Washington la posibilidad de establecer con Moscú un diálogo productivo en materia de seguridad del Pacífico, opina el autor del artículo.

«Al mismo tiempo, la política de sanciones tuvo repercusiones perjudiciales para la situación de la seguridad de EE.UU. en Asia y para el equilibrio de poder en Asia en general», asevera el analista agregando que «por desgracia», la administración de Obama, «ansiosa de castigar a Rusia», no ha comprendido plenamente estas conexiones.

57539a8dc46188225c8b4574

«Una reunión de las mentes acerca de los problemas de seguridad de Asia ayudaría a revitalizar la relación EE.UU.-Rusia, que actualmente ha alcanzado niveles de hostilidad y desconfianza mutua no vistos desde la Guerra Fría», concluye el autor del artículo, quien advierte de que «existe un peligro real en el mantenimiento de las sanciones actuales» contra Rusia.


COMENTARIO: este artículo viene a confirmar algo que ya predecimos en 2013 y que se vería refrendado con una posible victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas.

La posible victoria de Trump y su buena relación con Putin, podrían traducirse en una futura alianza entre EEUU y Rusia contra China.

Esto convertiría las actuales medidas de la OTAN contra Rusia en simples medidas de presión para forzar a Rusia a aceptar esta alianza como un mal menor. Por ejemplo, mucha gente habla alarmada del envío de 4000 soldados de la OTAN y unas pocas decenas de tanques a las fronteras de Europa Oriental con Rusia, cuando en realidad, 4000 soldados no son más que una broma, una gestualización simbólica e irrisoria que poco tienen que ver con un posible conflicto real.

breu 3 b

Además, la coexistencia de China y Rusia en Asia parece difícilmente posible a largo plazo, si atendemos a las necesidades y características de ambos países y al desarrollo de la propia historia de la humanidad.

Rusia es un país enorme, repleto de recursos naturales y básicamente despoblado, mientras que la vecina China, es un gigante expansionista superpoblado y ávido de recursos naturales y territorios que explotar para continuar su expansión.

Si bien es cierto que ambos países pueden complementarse mediante una buena relación comercial en la que Rusia ejerza de suministrador de recursos y China de consumidor, también es cierto que la historia nos explica que los países expansionistas y en crecimiento, tarde o temprano tienden a ocupar por la fuerza las regiones que necesitan para garantizar su expansión.

El razonamiento es: «¿Para qué pagar por unos recursos que puedo tener gratis si son míos?»

La lógica dicta que en Asia no tienen cabida tantos gigantes (Rusia, China e India) y que lo que ahora parecen alianzas indestructibles, con el tiempo podrían convertirse en exactamente lo contrario.

world-map

Y posiblemente, este potencial conflicto futuro, no empiece con un enfrentamiento directo entre dichas potencias, sino tras algún tipo de ocupación de los países de Asia Central por parte de los gigantes demográficos Chino o Indio.

Ahora a muchos lectores estas elucubraciones les parecerán una locura, pues lo que decimos va en la dirección contraria a las informaciones que recibimos cada día en las noticias: la existencia de los BRICS, un EEUU y una OTAN en proceso de guerra fría con Rusia, etc…

Pero tiempo al tiempo…quizás la posible victoria de Donald Trump marque el punto de inflexión hacia ese escenario aparentemente disparatado que ya predijimos con anterioridad.

Fuente: http://www.washingtontimes.com/news/2016/jun/14/a-revitalized-us-russian-relationship/

https://actualidad.rt.com/actualidad/210543-eeuu-rusia-china-sanciones-asia

Un comentario »

  1. galovazquez dice:

    Es amplio el mundo de las posibilidades, entre las que consta la colaboración en un mundo multipolar.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s