Un equipo de científicos británicos liderado por Piotr Slowinski, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), ha descubierto que las personas con un comportamiento similar tienen las mismas características a la hora de mover su cuerpo, según su estudio que ha aparecido en la revista Interface.

p823_4_00_03

Los investigadores partieron del supuesto de que el movimiento corporal de cada persona tiene rasgos individuales característicos que son sutilmente diferentes, como la velocidad o la torpeza, y demostraron su tesis mediante la elaboración de un juego con dos participantes, en el que solicitaron que cada uno simulara el movimiento del otro.

56f2ba02c461887e178b45a6

Los resultados reflejaron que las personas con ademanes similares demostraron un comportamiento colectivo más organizado, con lo cual también se pueden coordinar con más facilidad en sus relaciones interpersonales. Además, el movimiento corporal de una persona también ofrece una idea sobre el estado de su salud mental y, por lo tanto, su análisis podría ayudar a realizar diagnósticos y tratamientos personalizados.

p823_4_00_03

Krasimira Tsaneva-Atanasova, una de las autoras del estudio y especializada en Matemáticas de la Salud, ha explicado que «hemos demostrado que, normalmente, las personas quieren interactuar con quienes consideran similares». Finalmente, esta investigadora ha asegurado que «nuestro estudio también demuestra que el movimiento ofrece indicaciones sobre las características del comportamiento de una persona», con lo cual ese conocimiento se podría utilizar para conocer las enfermedades de algunos pacientes, publica el portal científico Science Daily.

160323082223_1_540x360

COMENTARIO: ¿Alguien es capaz de leer entre líneas? El peligro principal de estas conclusiones es que en un futuro no muy lejano puedan establecerse «protocolos» mediante los cuales, usando cámaras de vigilancia, puedan detectarse «a personas mentalmente enfermas» en las calles y procediendo a su vigilancia o arresto para que no se conviertan en un peligro para los demás. Podríamos tener un nuevo y sofisticado método de represión social, basado en estudios más que discutibles.

Fuente: https://actualidad.rt.com/ciencias/202831-identificar-enfermos-mentales-movimiento

http://rsif.royalsocietypublishing.org/content/13/116/20151093

https://www.sciencedaily.com/releases/2016/03/160323082223.htm

»

  1. SG-1 dice:

    Es ridiculo, lo que ven a conseguir con eso es dar por psicopatas a cualquier persona.

    No tardara en salir un estudio diciento que eres esto o lo otro segun como te tomas el cafe, como comes, como duermes, como te rie, como te bañas, como respiras, como trabajas, etc, etc, etc……..Asi vamos……ridiculo.

    Le gusta a 1 persona

    • Roky dice:

      De hecho, todo eso ya existe, hay personas expertas en «leer», la expresión corporal, lo utilizan mucho los psicólogos, investigadores y detectives con los pacientes o sospechosos de crímenes, la expresión corporal, es la forma de comunicarse del subconsciente y si hay alguien que lo sepa interpretar, pues haz de cuenta que le estás platicando todo lo que sabes.

      Me gusta

    • soul food dice:

      Estas cosas vienen ya de atrás, desde el siglo XIX por lo pronto, quizás de más atrás aún, uno de los investigadores que basó muchas de sus teorías en la relación entre fisonomía y gestualidad y crimen fué Lombroso (https://es.wikipedia.org/wiki/Cesare_Lombroso) que clasificaba, según ciertos rasgos faciales y anatómicos, a las personas, quiénes eran más proclives al delito y quiénes menos.
      Yo no puedo compartir en modo alguno estas teorías al cien por cien, pues el caracter y las circunstancias son las que determinan finalmente la actitud, las acciones que llevamos a cabo, y es bien peligroso asumir ciegamente aquellas teorías.
      Del mismo modo, no puedo sostener aquello que Lombroso ya apuntaba entonces acerca de la influencia genética hereditaria como factor que podría determinar la conducta delictiva. Lo que sí puedo pensar como cierto es que de algún modo el feto dentro de la madre se expone a ciertos estímulos que puede que tras el parto sean determinantes o coadyuvantes cuando uno se relaciona luego con el medio y la sociedad.
      Es decir, el carácter tranquilo o su opuesto, la intranquilidad, el nerviosismo, el desasosiego, la templanza… pueden tener mucho que ver con lo experimentado dentro del útero materno.
      Aunque como digo, serán también otros factores los que puedan hacer incurrir a alguien a cometer actos delictivos como matar sin justificación alguna o violar, o cosas graves de esa índole. Robar lo dejo fuera por considerarlo de otro modo, algo menor en principio, aunque depende quién roba y cuánto y el qué, pues el que roba manzanas para comer, no está robando, se está preservando a no tener medios para comprarlas; mientras que el que roba los recursos de todos y se los apropia sí está incurriendo en un grave delito.
      Pero volviendo a la relación que puede hacerse entre rasgos fisonómicos y actitud, buena o mala, es obvio que puede haber ciertas premisas a tener en cuenta en esta ecuación.
      Al igual que se puede observar y saber casi con precisión acerca de la salud de una persona mirándola el brillo del pelo, el brillo de los ojos, el iris, las media lunas blancas de las uñas, la piel, la dentadura, su respiración, sus andares…, del mismo modo creo posible que se puede suponer, nunca determinar del todo, cierto grado de salud mental o su contrario en cualquier persona mediante la observación de su comportamiento, sus gestos, su manera de hablar y lo que dice, etc…
      Ahora bien, en manos de psicópatas como los que nos gobiernan, todos estos conocimientos conductuales, la psicología (no digamos la psiquiatría) se vuelve una bomba de relojería y un ataque a la libertad del individuo. Cuidado ahí!!
      Para cerrar este comentario, diré que yo he podido observar hasta cierto punto cierta similitud en la fisonomía de algunas personas que desempeñan ciertas actividades humanas, por ejemplo la música.
      Me muevo entre músicos desde hace muchos años, y he observado cómo sorprendentemente hay caras ‘parecidas’ en músicos que tocan los mismos instrumentos, concretamente lo he observado en instrumentistas que interpretan con instrumentos menos populares o demandados por la gente, por ejemplo algún viento, trombón, trompeta… me ha sido más fácil darme cuenta de esa relación con estos instrumentos, pues con la guitarra, ya sabéis, hay miles de guitarristas y resulta más heterogénea la mezcolanza de rostros y caras.
      Pero bueno, todo son conjeturas en cierto modo.
      Aunque también suele ocurrir con ciertos nombres, que veo que terminan asociados a patrones conductuales creativos, por ejemplo, más concretamente otra vez, dentro del campo de la música y otras artes.
      Los nombres pueden marcarnos, así como nuestros pensamientos y sentimientos, y el cuerpo, nuestros gestos, muecas, el rostro en su conjunto, puede dar muchas pistas acerca de cómo somos y qué sentimos y acercar más nuestro interior a los demás.
      Como último ejemplo, se puede observar a gente que aparenta tranquilidad, autosuficiencia, templanza, que se viste elegantemente y guarda cierta pose, se puede observar que se comen las uñas o se arrancan la piel de las mismas y los dedos, algo que deja ver claro que en realidad esas personas son nerviosas, intranquilas, puede que con baja autoestima, ansiosas, etc…
      Y al igual que los leones o los monos en las jaulas del zoo o los circos, su comportamiento al estar presos y enjaulados, se vuelve denso e intranquilo, comienzan a dar vueltas, a morderse e inflingirse heridas, se muestran irritados y agresivos o indifrentes y apáticos, aunque esto en menor grado.
      Se podría decir de un mono enjaulado que parece que está loco. Y sí, está cerca de la locura pues lucha y actúa así buscando una válvula de escape a su reclusión forzosa.
      Ya digo, en manos de la élite, todos estos conocimientos pintan mal, muy mal, pueden servir de excusas y quien sabe si de pruebas algún día en cualquier juicio ante un tribunal. Sería una verdadera locura llegar a este extremo.
      Un abrazo y salud.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s